DEFENDAMOS LOS HUMEDALES

16.10.2019


La Fundación AASP rechaza profundamente la aprobación en la Comisión del Senado Medio Ambiente sobre Proyecto de Ley de Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas en donde se elimina la categoría internacional de un humedal y que nuestro país está suscrito al tratado RAMSAR restándoles importancia, quitando además el principio de la responsabilidad y eliminando el fomento a la creación de áreas protegidas y no indica que sucederá con los sitios RAMSAR de propiedad privada, permitiendo la edificación, por ejemplo hoteles.
Aunque crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, cuyo objeto será la conservación de la biodiversidad del país, a través de la gestión para la preservación, restauración y uso sustentable de genes, especies y ecosistemas, funcionalmente descentralizado, dotado de personalidad jurídica y de patrimonio propio, sujeto a la súper vigilancia del Presidente de la República a través del Ministerio del Medio Ambiente. Se desconcentrará territorialmente a través de direcciones regionales y, en caso de ser necesario, de oficinas provinciales o locales, se eliminan los corredores biológicos en la definición y su reconocimiento como áreas de soporte de la conservación, sitios muy importantes para la biodiversidad.
Se elimina la labor del Servicio de elaborar y administrar inventarios de especies y de ecosistemas, y lo reemplazan por monitoreo de especies. Monitorear especies no es lo mismo que inventariar.
Los procedimientos de clasificación de ecosistemas según estado de conservación, la declaración de ecosistemas degradados y la erradicación de especies exóticas invasoras, todos contemplan el pronunciamiento del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, lo que es un sin sentido, porque ellos no tienen la capacidad técnica.
Por otra parte, entre las categorías de áreas protegidas, faltan áreas, como los sitios Ramsar, áreas de pueblos indígenas, áreas protegidas urbanas entre otras. Además, los instrumentos económicos de conservación de biodiversidad se limitan a certificar prácticas sustentables en solo algunas áreas y no en todas. Sobre representatividad de ecosistemas en el sistema de áreas protegidas, la indicación está muy mal planteada y muy ambigua, al señalar que el Servicio debe cumplir las metas de representatividad, pero no establece cuales metas son, y después señala conforme al presupuesto.
Por otra parte no indica que pasara con los sitios Ramsar de propiedad privada. Solo nos queda alzar la voz y fuerte! Protejamos nuestros humedales!
Jorge Vicente Chávez Retamales
Presidente/Fundador
Fundación Al Amparo del Altísimo A La Sombra del Poderoso 

HUMEDAL DE CARTAGENA